ACERCA DE PERÚ

Situación Actual

En Perú existe un Dolor Silencioso y son las alarmantes cifras de violaciones a niñas y adolescentes; según cifras oficiales, cada día son 10 integrantes de esta población las víctimas de violencia sexual, un mal que redunda no solo en traumas psicológicos y físicos, sino también en embarazos y rezago escolar.

Esta información es ofrecida por el Ministerio de la Mujer, pero los números podrían ser peores, ya que hay un “subregistro” de la situación, y “no todos los casos de violencia sexual son denunciados o llegan al sistema estatal”, precisamente porque el agresor suele estar presente en el entorno familia o la comunidad educativa.

Las políticas de protección emitidas por el Estado a través de sus Ministerios no contemplan los espacios físicos de refugio para estas víctimas, las que se ven expuestas gravemente a otros riesgos como la trata de personas y/o explotación laboral infantil.

El Rol de la Familia y La Sociedad

Hoy en día es muy común que los padres se refugien en el trabajo y tienen menos tiempo para  dedicarle a sus hijos y hacer vida familiar. Las familias disfuncionales están presentes en todos los niveles socioeconómicos, los hijos están solos, no hay comunicación y son muy vulnerables a situaciones peligrosas.

La Iglesia y Otras Ayudas

Existen algunas (muy pocas) organizaciones privadas que con financiamiento extranjero ayudan a esta población vulnerable, la iglesia católica tambien hace esfuerzos por colaborar pero no es suficiente para la gran demanda.

Nuestro Compromiso

Unir esfuerzos y organizando a entidades públicas y privadas, nacionales y extranjeras podremos generar una oportunidad de recuperación y reinserción de estas jóvenes madres en un futuro mejor.